Barrio de Gálata

El barrio de Gálata pertenece al distrito de Beyoglu, en la orilla norte del Cuerno de Oro, y discurre a las faldas de la colina de Gálata, en cuya cima se alza la torre del mismo nombre, uno de los monumentos emblemáticos de Estambul, visible desde casi cualquier punto de la ciudad, y desde el que podrás contemplar espléndidas vistas.

Barrios de Estambul

Barrio Gálata

Qué ver y qué hacer en Gálata

A medida que dejas atrás el barrio de Taksim y la zona de Tünel, las calles se van haciendo más estrechas y empinadas, con cuestas importantes y alguna que otra escalera, eso indica que estás en Gálata, un barrio popular, muy importante durante la Edad Media, y que sigue siendo un lugar muy animado y con encanto. De día, el comercio es la actividad principal y da gusto perderse por las callecitas curioseando los distintos establecimientos y talleres tradicionales, y de noche, ésta es una zona frecuentada por jóvenes para disfrutar de sus bares, terrazas y cafeterías.

Gálata es un ejemplo del Estambul más multicultural. Aquí sigue habiendo una importante comunidad judía, cuyos antecesores llegaron de Centroeuropa en los inicios del siglo XV bajo el mandato de Beyazid II. Muy cerca de la Torre Gálata puedes ver una de las sinagogas más importantes de la ciudad, donde se reúne la comunidad judía asquenazí (C/ Yüse Kadirim, 37). Resulta inconfundible por su fachada de colores rojizos y sus tres arcos que dan acceso al interior donde destaca la cúpula celeste decorada con estrellas ( y por supuesto la estrella de David). Está abierta entre semana por las mañanas y en tu recorrido por Gálata puedes detenerte unos minutos para comprobar que en Estambul todas las religiones tienen cabida.

En tu paseo por el barrio también descubrirás la escalera de Kamondo, mandada a construir a finales del siglo XIX por la familia Kamondo, una de las más poderosas de la comunidad judía. Con su elegante doble curvatura une las animadas calles de Voyboda y Bankalar.

Dejando atrás la elegante escalera, de gran simbolismo para los judíos, llegarás al Cuerno de Oro y verás el puente Gálata que, con sus 490 metros de longitud, une el viejo Estambul con la zona moderna. El puente tiene dos niveles. El primero es para los transeúntes y el tráfico rodado y en el segundo encontrarás tiendas y numerosos restaurantes perfectos para tomar algo tras tu recorrido por el barrio de Gálata.

Cómo llegar al barrio de Gálata

Para llegar, puedes coger el tranvía y bajarte en la parada Karakoy – Gálata.