Cómo moverse por Estambul

Cómo moverse por Estambul

Transporte público

Estambul es una ciudad muy peculiar en cuanto al transporte y hay que ir con mucho cuidado.

La conducción de los turcos es algo temeraria, y si unimos que en la ciudad suelen producirse atascos casi a cualquier hora del día y que la señalización vial deja mucho que desear, es recomendable evitar en la medida de lo posible usar el coche, el taxi o el autobús para moverte, sobre todo a horas punta.

La mejor opción es utilizar los ferrys de pasajeros, ya que se desplazan veloces por las vías fluviales y llegan a muchos puntos de la ciudad. Además de eficaces, permiten disfrutar de un relajante paseo en un marco encantador. Los ferrys parten aproximadamente cada 20 minutos en horario de 7 a 23 horas.

El metro y el tranvía también son buenas opciones. El horario del metro es de 6 a 23 horas. Es moderno y conecta perfectamente con toda la ciudad. El tranvía está operativo de 7 a 21,30 horas.

Los billetes de autobús, metro y ferry puedes adquirirlos en cualquier kiosco o en las estaciones correspondientes, eso sí, evita comprarlo a los particulares que los venden por las calles a los turistas, ya que suelen ofrecerlos en la mayoría de los casos un 50% más caros.

También puedes comprar un akbil, una especie de tarjeta electrónica que sirve para varios trayectos, con su correspondiente descuento. Recuerda que con la istanbulkart puedes ahorrar un 10% en todos los medios de transporte, además de la comodidad que supone no comprar una ficha (jeton) cada vez que utilizas alguno.

Y si no tienes prisa y el tiempo lo permite, lo mejor es disfrutar de los mágicos y hermosos parajes de Estambul paseando por sus atrayentes y sugestivas calles.