Mezquita Azul

Mezquita Azul Estambul

Mezquita Azul

La Mezquita Azul es la más famosa y visitada por los turistas que viajan a Estambul. Debe su nombre al color azul vivo y verde de los mosaicos que decoran las cúpulas y la parte superior de la Mezquita.

Fue construida durante el reinado del decimocuarto sultán otomano, Ahmet I, entre los años 1603 y 1617. Cuenta con el privilegio de ser la única de toda Turquía que posee 6 minaretes, lo que le confiere un valor añadido frente al resto de Mezquitas.

Está situada frente a la Iglesia de Santa Sofía, en el centro de la ciudad y muy cerca del Palacio Topkapi, de hecho, esta proximidad con el palacio fue uno de los motivos principales por los que se eligió este lugar para su construcción. Además desde este punto de la ciudad se podía dominar los dos mares que rodean Estambul.

En su construcción se usaron 21.043 azulejos hechos en los talleres del Palacio. Además, posee 260 ventanales alineados en cinco niveles, que permiten una filtración de luz espectacular que deja impresionado a cada uno de los turistas que la visitan. Por ello es recomendable dejar esta visita para un día soleado.

Horario

Abierto de 9 a 18 horas, todos los días de la semana. No está permitida la entrada a visitantes durante las horas de oración.

Consejos

La entrada a la Mezquita Azul es gratuita, aunque se puede dar una pequeña donación a la salida para sufragar su mantenimiento. Como manda la tradición islámica, hay que entrar descalzos y cubiertos con un pañuelo. No se puede entrar con pantalones cortos ni con los hombros al descubierto. Allí mismo ofrecen ‘kits’ para las personas que no reúnen la vestimenta adecuada. De todos modos es aconsejable llevarla uno mismo, el día en el que se vaya a visitar.

Ver vídeo de la Mezquita Azul